Beneficios del ORIGAMI

Acá les comparto notas sobre los beneficios de hacer ORIGAMI

  • Revista "Muy interesante" Buena salud con dobleces, escrito por Eulàlia Tramuns: 

El origami triunfa como terapia

Este arte de origen japonés, además de reducir el estrés, potencia la memoria y trata dolencias como la artritis y la depresión.

Seguro que todos conocemos la vertiente lúdica del origami, pero es que además tiene su faceta terapéutica y hace que nuestro cuerpo y mente mejoren casi sin darnos cuenta. De esta manera, el arte del plegado del papel potencia la memoria, sirve para combatir el estrés y trata dolencias como la artritis y la depresión, entre otras.

Los sentidos que más se activan durante el proceso de doblado son el tacto y la vista. En cuanto al primero, la papiroflexia es una herramienta útil para estimular a personas con dificultades de movilidad en las manos, con necesidad de llevar a cabo una rehabilitación de las mismas o con reumatismo. También se beneficiarán con su práctica aquellas con problemas de control de movimientos y de los músculos, de motricidad fina –movimientos pequeños que requieren de precisión– o de coordinación de las manos con los ojos.

En cuanto a las repercusiones para la vista, intentar visualizar las figuras y recordar las imágenes de los pasos a realizar estimula a las personas con discapacidades visuales y problemas de memoria visual secuencial o de atención visual. Se mejora, asimismo, la memoria espacial, la orientación y la habilidad para reconocer las formas de las figuras planas y de las figuras en 3D.

Asimismo, se ha demostrado que el desarrollo de las capacidades cognitivas está vinculado al desarrollo psicomotor de la persona, y por eso no es de extrañar que la papiroflexia ayude a mejorar la memoria, la percepción y la atención.

 

El origami potencia la creatividad

 

Además, ayuda a crear patrones en el cerebro y desarrolla el sentido del orden, y potencia la creatividad. También nos sirve para ejercitar la concentración, ya que uno debe prestar atención para seguir los pasos y no perderse. Por tanto, está indicado para individuos que sufren déficit de atención.

 

Las personas que han seguido terapias individuales o grupales de origami no solo se han visto beneficiados claramente en el aspecto físico o cognitivo, sino también en el emocional, ya que este arte requiere altas dosis de paciencia y perseverancia, y, como los progresos terminan por aparecer, se obtienen gratas satisfacciones. El proceso de plegado se convierte en un momento de tranquilidad, aislamiento, concentración y relajación, y eso reduce el estrés y la ansiedad. Asimismo, completar un proyecto creativo mejora la satisfacción personal y la autoestima.

 

Hallamos ejemplos prácticos de aplicación del origami como terapia en, por ejemplo, hospitales, cárceles, centros para discapacitados y centros cívicos. Se ha usado en ergoterapia –que ayuda a personas que sufren trastornos corporales, cognitivos y psíquicos, a través de, entre otros, trabajos manuales y plásticos–, como complemento en arteterapia, terapia ocupacional y terapias psicológicas individuales o grupales.

 

Puedes leer íntegramente el artículo Buena salud con dobleces, escrito por Eulàlia Tramuns, en el número 423 de Muy Interesante.

Si quieres conseguir este ejemplar, solicítalo a suscripciones@gyj.es o descárgatelo a través de la aplicación de iPad en la App Store. También puedes comprarlo a través de Zinio o de Kiosko y Más.

 

  • Historia del Origami

por clicasia | Jul 8, 2014 | Continente asiáticoCultura japonesaJapónNoticias actualidadNoticias Clic Asia

 

La definición más común del origami es la formación de figuras de papel, hechas con dobleces de diferentes formas. Ranas, estrellas, garzas, peces, flores, barcos, aviones y animales de todo tipo, así como figuras geométricas de colores viene a nuestra mente en cuanto escuchamos la palabra: Origami.

El nombre de este arte proviene de la palabra japonesa “Ori” que significa doblez y de la palabra “Kami” que significa papel.

 

Historia del Origami

El origen del Origami. Pensamos que es originario de Japón, y algunos lo definen como el arte japonés que se forma doblando hojas de papel. En realidad, no se originó en Japón sino en China alrededor del siglo primero o segundo y no fue sino hasta el siglo sexto que llegó a Japón llevado ahí por los monjes.

El papel no era tan sencillo de conseguir, el papel hecho a mano era accesible solo a la clase rica y privilegiada y por supuesto a la clase religiosa por lo que en un principio el origami se utilizaba únicamente con fines religiosos, y en importantes ceremonias.

Poco a poco las diferentes técnicas de fabricación de papel lograron que el origami fuera permeando a las clases menos afortunadas pero igual de creativas y hábiles en la formación de figuras.

 

Origami en el mundo

Fueron los moros los que llevaron el origami a Europa entre los siglos 9 y 12, ellos sólo utilizaban el origami para crear figuras geométricas ya que su religión les prohibía hacer figuras de animales. Por supuesto con la colonización de América este arte se fue expandiendo por el mundo y hoy es tan popular con niños como con adultos.

Ya para el siglo 17 el arte de doblar papel en Japón era una forma de entretenimiento de la población en general, fue entonces cuando las diferentes corrientes del origami fueron surgiendo.

Tipos de Origami. Así el día de hoy hay desde origami muy estricto en el cual no se permiten hacer cortes ya que la figura se debe de lograr con sólo dobleces de una única hoja de papel, hasta origami más flexible en el que se permiten cortes pero no pegamentos. Diferentes corrientes tienen diferentes reglas para la formación de figuras estéticas a partir de papel.

 

Clasificación del Origami

Algunos autores clasifican el arte de doblar papel según la época en la que fueron desarrolladas las diferentes técnicas, otros, han llegado a clasificar 80 tipos diferentes de origami según la técnica utilizada o el tipo de papel que usamos, algunos de los más conocidos y memorables son:

  • Origami de acción (figuras de papel que realizan algún tipo de movimiento, como ranas que brincan, aviones de papel,juegos, figuras, personajes, adornos para celebraciones, etc.)
  • Origami sonoro (modelos de origami que producen sonidos)
  • Rompecabezas de origami
  • Origami tradicional (puede ser en 2 o 3 dimensiones)
  • Origami con hojas de papel cuadradas, con hojas de papel rectangulares o con hojas de papel circulares.
  • Origami modular (se utilizan múltiples figuras semejantes para formar un módulo)
  • Origami compuesto (en el cual el modelo final está compuesto por dos o más hojas de papel cada una doblada de forma diferente)
  • Origami húmedo (se dobla el papel mientras esta humedecido lo que permite dobleces mas orgánicos y curvos que permaneces así una vez que el papel se seca)
  • Kirigami (es el origami que permite que se realicen cortes en el papel, bien de la palabra “kiru” que significa cortar, es con esta técnica que se hacen los “copos de nieve de papel y las figuras de niños tomados de la mano que todos conocemos)
  • Arquitectura de Origami en la cual se aprecian figuras de edificios , casa y puentes cuando el papel está a una inclinación con un ángulo de 90º

Y así podríamos seguir enumerando las múltiples clasificaciones de lo que la creatividad humana ha logrado hacer con un simple pero bello pedazo de papel.

El origami también sirve para formar hermosos objetos útiles con papel como cajas y libros.

Fuente: manualidades.about.com

 

  • Beneficios de hacer figuras de origami para los niños

 

Aunque el origami o papiroflexia ofrece una amplia variedad de ventajas para las personas de todas las edades, no hay que olvidar que esta técnica es especialmente beneficiosa para los niños y niñas.

Mejora la coordinación

Las manos juegan un papel fundamental en la creación de cualquier figura de origami, motivo por el cual esta actividad tiene el poder de mejorar la coordinación y el desarrollo de la motricidad fina, algo de gran importancia durante los primeros años de vida del ser humano.

Favorece la capacidad de atención

Los niños que dedican parte de su tiempo libre a la papiroflexia deben plegar el papel con mucho mimo y cuidado para que sus figuras queden perfectas, lo que hace que presten muchísima atención a todos los detalles y mejoren su concentración.

Estimula la imaginación

Hacer origami supone dar rienda suelta a la imaginación en busca de la figura más llamativa, rompedora y original. Por eso estimular la creatividad es otro de los beneficios de hacer figuras de origami y una ventaja a destacar de esta divertida y amena actividad apta para todos los públicos.

Es relajante

Aunque los niveles de estrés suelen ser mucho mayores en la etapa adulta que durante la infancia, no hay que olvidar que los niños deben realizar una gran cantidad de deberes a diario y presentarse a infinidad de exámenes en la escuela, lo que puede incrementar su ansiedad.

¿Una buena opción para combatirla? Animarles a dedicar sus ratos libres a llevar a cabo actividades tan relajantes como la papiroflexia, ideal para dejar el estrés a un lado y calmar los nervios.

El poder del origami para relajar el cuerpo y la mente también hace que sean muchos los padres de niños hiperactivos que recurren a él, ya que les tranquiliza al invitarles a concentrarse al máximo en la creación de figuras con papel.

Hace que los niños sean más pacientes

Para crear figuras de origami perfectas y muy elaboradas es necesario dedicar muchas horas a esta actividad y ser constante para poder obtener excelentes resultados.

Es por ello que podemos decir que la papiroflexia también está especialmente indicada para desarrollar la paciencia no solo en los niños, sino también entre las personas adultas. ¡Con constancia todo es posible!

Fortalece la autoestima

Los peques que se sumergen en el universo del origami y dedican varias horas a la semana a desarrollar esta actividad se acaban convirtiendo en expertos en papiroflexia y terminan desarrollando creaciones de todo tipo con sus propias manos. 

Alcanzar sus objetivos y dar vida a figuras que en un principio parecían imposibles les ayuda a reforzar su autoestima y a comprobar que, con esfuerzo y dedicación, es posible hacer realidad cualquier sueño.

No obstante, es muy importante que los peques comiencen a adentrarse en el mundo del origami creando figuras sencillas que les ayuden a ir conociendo todas las claves y entresijos de esta actividad poco a poco.

Nota de wikiduca.com